40 PUNTOS

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 9 de junio de 2013)

Según la encuesta Adimark conocida esta semana, el gobierno de Sebastián Piñera alcanza los 40% de aprobación y consigue su mejor marca en dos años. Con nostalgia deben recordar en La Moneda el dulce octubre de 2010 cuando la evaluación positiva llegó a los 68 puntos tras el rescate a los mineros. Desde abril de 2011 -cuando los estudiantes se tomaron la calle y la agenda- el oficialismo ha padecido paupérrimos índices de aprobación ciudadana, tocando fondo en abril de 2012 con escuálidos 26 puntos. En la recta final, sin embargo, la pesadilla de las evaluaciones deficientes parece acabar.

¿Es acaso un 40% una razón para celebrar? No para destapar champaña. Pero terminar un período presidencial sobre 40 puntos es perfectamente digno y respetable en un contexto democrático regular. Lo excéntrico es lo contrario: tener presidentes que dejen el poder empinados en la estratósfera de los 80 puntos.

¿Por qué despega tan tarde el gobierno de Piñera? Hay varias interpretaciones. Unos dirán que fue el efecto 21 de mayo, ocasión en que el Presidente subrayó con entusiasmo cada uno de los logros de su gestión. Otros dirán que los medios han desviado su atención hacia la carrera presidencial, descomprimiendo la presión sobre el Ejecutivo y la figura del Presidente. Además, mientras los candidatos aparecen prometiendo, Piñera aparece mostrando resultados. Finalmente algunos afirmarán que en las ceremonias del adiós la opinión pública suele mostrarse benevolente. Como si ya empezáramos a echar de menos. Lagos y Bachelet, por nombrar los casos más recientes, también se vieron complicados en las encuestas a medio mandato, pero se dispararon con inédita fuerza hacia el final.

El objetivo del gobierno en este sentido es consolidar la tendencia al alza y no volver a bajar de la barrera psicológica del 40%. Especialmente porque en torno a ese número se encuentra la base de apoyo tradicional de la centroderecha, la misma que votó en primera vuelta de 2009 por Sebastián Piñera. El Presidente terminaría así reencontrándose con los suyos después de haber perdido a varios en el camino. Y adelgazaría el grupo de aquellos que durante estos tres años se han arrepentido de haberlo elegido.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-06-09&NewsID=229631&BodyID=0&PaginaId=19

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: