¿UN HÉROE PARA LA DERECHA?

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 10 de agosto de 2014)

Afortunadamente duró poco la angustia para sus familiares, amigos y correligionarios. En cuestión de horas se resolvió la detención del dirigente juvenil de la UDI Felipe Cuevas en Venezuela, quien ya está de regreso en suelo chileno. El susto que recorrió al gremialismo fue sincero: el régimen de Nicolás Maduro no es particularmente garantista ni delicado de trato con su disidencia. Se pensó –y se dijo- que Cuevas había sido detenido por la policía política de Caracas en señal de venganza por el apoyo que la UDI entregaba a la oposición de ese país. En efecto, Cuevas realizaba una visita que incluía entrevistas con importantes líderes anti-chavistas, incluyendo hasta un clásico y campañero puerta a puerta.

Sin embargo la explicación oficial que entregó la embajada chilena en Venezuela fue distinta. El recientemente electo presidente de la juventud UDI habría tomado fotografías en un lugar prohibido (específicamente un recinto de inteligencia militar, hasta donde habría llegado para ponerse en contacto con universitarios privados de libertad). ¿Cambia la historia si la versión oficial es cierta? Posiblemente: Cuevas no habría sido arrestado por pensar distinto y por tanto no sería un preso político ni mucho menos. Habría cometido una imprudencia que se castiga en muchas partes del mundo, Chile entre ellas. Al no acreditar su identidad –Cuevas se encontraba sin pasaporte en el momento- los funcionarios procedieron a su detención. La épica del mártir de la libertad de expresión queda bastante desteñida.

Sin embargo la UDI no se contenta con su liberación. Ha dicho que seguirá presionando a través de los canales diplomáticos hasta obtener una respuesta satisfactoria*. Puede ser de mal gusto insinuarlo, pero a su partido le conviene sacar el jugo al affaire Cuevas. Hasta hace dos días era un dirigente anónimo conocido en su casa y en la sede de calle Suecia (vía Twitter, el ex ministro Andrés Chadwick pidió originalmente la liberación de Felipe “Valenzuela”). Hoy su nombre y su rostro aparecen en todos los diarios. Su desgracia –ya sea fruto de la torpeza o de la persecución política- puede transformarse en bendición: a la derecha no le sobran las figuras jóvenes populares y de alcance nacional. Es muy temprano para saberlo, pero sería raro que después de este episodio Felipe Cuevas quiera conservar un bajo perfil. Maquiavelo decía que para triunfar en política se necesitaba una combinación entre oportunidad y talento. Sin quererlo, los paranoicos hermanos venezolanos le dieron lo primero. Ahora hay que ver si tiene lo segundo.

Una reflexión final: Cierta izquierda festinó con el infortunio del chileno recordando que la derecha fue cómplice de las desapariciones en tiempos de Pinochet. Lo bueno es que esa mezquina actitud fue marginal. La mayoría de los partidos y actores políticos relevantes -incluido el gobierno- solidarizaron con la UDI y eso es importante de destacar.

*Con posterioridad al envío de esta columna, el propio Cuevas desmintió ligeramente la versión oficial. Reafirmó que la detención fue política y negó estar sacando fotos pues no traía su teléfono celular. También, a través de las redes sociales, me han informado que la Cédula de Identidad chilena -que Cuevas sí portaba- tiene la misma validez para acreditar identidad que el pasaporte, al menos dentro de Sudamérica. Si esto es correcto, tanto la policía venezolana como la propia embajada chilena cometieron un error. 

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-08-10&NewsID=284108&BodyID=0&PaginaId=12

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: