BULLYING A LA DC

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 26 de octubre de 2014)

“Los hechos ocurridos son muy preocupantes… la relación se ha ido deteriorando” dijo el jefe de bancada de los diputados DC, Matías Walker. Su hermano mayor, el senador y presidente democratacristiano Ignacio Walker refrendó la sensación ambiente: “No ha sido una buena semana”. Vaya que no lo fue.

Partió con la Cancillería confirmando en su puesto al comunista Eduardo Contreras, embajador en Uruguay. En una entrevista que dio la vuelta al continente, Contreras se refirió en términos muy poco amistosos a sus socios de la DC, metiendo el dedo en la vieja llaga del apoyo al golpe de 1973. Como era de esperarse, los portavoces falangistas hicieron sentir su molestia y más de alguno exigió la salida del embajador. No les concedieron el favor.

Días después, varios de sus diputados votaron en contra de la indicación que sancionaba con cárcel a quienes lucraran con la educación. Razonablemente, a varios les pareció algo excesiva la pena. Pero su colega –otra vez comunista- Karol Cariola les sacó la foto y publicó en su cuenta de Twitter la lista de todos los que abandonaron la ortodoxia de la Nueva Mayoría, agregando que le daban vergüenza. Como también era previsible, fueron crucificados por “traidores” en las redes sociales.

Luego vino el turno del escasamente sutil Fidel Espinoza. El diputado PS subió a la red una foto de hace 20 años donde aparecía el timonel de la DC junto al entonces comandante en Jefe del Ejército Augusto Pinochet. La transformó en un meme, agregando la leyenda “Ignacito, cuando yo no esté, usted debe seguir con el modelo”. A lo que un jovencísimo y risueño Walker supuestamente respondía “Sí Tata”. Es decir, odioso por donde se le mire. Asociar a un aliado político con Pinochet es evidente juego sucio. Pero no faltan los que enganchan.

Mala semana para la DC. Pero eso es un detalle. Lo complejo es que la dinámica de resolución de diferencias está resultando demasiado áspera y este gobierno está recién comenzando. A la distancia ideológica que separa a la izquierda oficialista de la DC ahora hay que sumarle una continua dificultad para relacionarse civilizadamente. El embajador Contreras no mintió, pero perdió el tino y la fraternidad. La diputada Cariola no publicó datos secretos, pero la forma y el tono en que lo hizo dañan las confianzas internas. El diputado Espinoza tendrá sus razones para creer que la DC sigue anclada a la política de los acuerdos, pero su matonaje es inadmisible entre socios que se respetan. Hay varios al interior de la Nueva Mayoría que preferirían seguir adelante sin la Falange. Pero Bachelet y otros tantos –como la senadora Isabel Allende- saben que sin la DC las posibilidades de éxito programático y electoral se reducen dramáticamente. Hace falta un consejo de curso para ponerle atajo al bullying.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2014-10-26&NewsID=291851&BodyID=0&PaginaId=14

Anuncios

Una respuesta to “BULLYING A LA DC”

  1. Ignacio Olaeta Says:

    Un sabio dijo una imagen valen mas q mil palabras (p.e. este pobre Articulo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: