#IQUIQUELEAKS: GAJES DEL OFICIO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 28 de abril de 2015)

Que se filtren tus conversaciones privadas no tiene ninguna gracia. Si además eres político y la gente te exige un estándar de virtud superior, peor aún. Es lo que le ocurrió al senador PS Fulvio Rossi, cuyos diálogos por Whatsapp ahora son de público conocimiento. El contenido del chat lo complica: junto a una serie de compañeros de partido y aliados regionales, el parlamentario por las regiones de Arica-Parinacota y Tarapacá aparece digitando una serie de contubernios en torno a la política local. Pelan de lo lindo, se coordinan para obtener pantalla, les hacen la cama a sus adversarios internos. Rossi, oh sorpresa, no es el Dalai Lama.

Convengamos que el episodio –creativamente bautizado como #IquiqueLeaks- no dignifica la política ni devuelve la esperanza a quienes todavía creen que el servicio público es el principal motor de esta actividad. Pero de ahí a escandalizarse hay mucho trecho. Conversaciones como las filtradas son pan de cada día en el teléfono de prácticamente todos los seres humanos que administran alguna cuota de poder. Son gajes del oficio. Nada del otro mundo. Lo hace usted con sus amig@s o colegas y lo hace Fulvio con sus compinches.

En 1992 no teníamos Whatsapp, pero vivimos una escena parecida. El entonces senador Sebastián Piñera le pedía por teléfono a un amigo periodista que “dejara como cabra chica” a la diputada Evelyn Matthei en una entrevista. Era su correligionaria, pero también su rival para las presidenciales. Después supimos que Matthei consiguió la grabación y la filtró para hacerse la víctima.

Hoy la historia se repite: Rossi acusa al diputado PC Hugo Gutiérrez –su más enconado adversario en la zona y uno de los que sale damnificado en el pelambre socialista- de conseguir el chat con medios fraudulentos para luego ventilarlo a todo pulmón. No sabemos si Rossi está en lo cierto. Pero si lo estuviera, tampoco sería tan sorpresivo. La política por dentro es un juego sucio para caparazones resistentes. Los que la practican deben adaptarse a los riesgos de las nuevas tecnologías, aprender a borrar los mails y eliminar periódicamente las conversaciones de Whatsapp. ¿Qué más se puede pedir?

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2015-04-28&NewsID=311923&BodyID=0&PaginaId=16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: