UNA PRIMARIA INEVITABLE

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 14 de noviembre de 2016)

El lanzamiento de la precandidatura presidencial del diputado Felipe Kast –con puesta en escena y equipos programáticos- es el punto de no retorno en la conversación sobre las primarias al interior de la derecha. Pensando que sus partidos cederían ante la obvia opción de Sebastián Piñera, tanto Manuel José Ossandón como José Antonio Kast renunciaron a RN y la UDI respectivamente, pensando en la necesidad de quedar libres de compromiso legal en caso de querer competir directamente en primera vuelta. Aunque Evópoli es un socio menor en Chile Vamos, Felipe Kast propone el desafío dentro de la institucionalidad coalicional. Los demás partidos no pueden mirar para el lado. La primaria presidencial de la derecha está más cerca de ser una realidad gracias a Felipe Kast, y no gracias a su tío José Antonio ni al patrón de Puente Alto.

En cierto sentido, tanto José Antonio Kast como Manuel José Ossandón quedan cazados. Ellos se fueron de sus partidos porque sospechaban que Piñera se saltaría la competencia interna. Ahora la competencia interna es un hecho. No hay razones para que no se sometan a ella. Es, a fin de cuentas, lo que estaban pidiendo. Si insisten en correr por fuera, no sólo estarían dañando a su sector y alimentando el caudillismo extra-institucional, sino que estarán siendo inconsistentes con su propio discurso.

¿Y Sebastián Piñera? A estas alturas, también le conviene la primaria. El escenario guarda similitud con el que enfrentó Michelle Bachelet en 2013. Estaba claro que ni Andrés Velasco, ni Claudio Orrego, ni José Antonio Gómez, amagarían su victoria. Pero era importante pasar por ese trámite. De hecho, Bachelet salió fortalecida. Se legitimó democráticamente ante las bases de la Nueva Mayoría y ante el país. Nadie la impuso. Compitió y ganó caminando. El plan de Piñera debiera ser el mismo. Es poco probable que Ossandón o cualquiera de los dos Kast le arrebate la primaria.

Por supuesto, se trata de un costo tanto humano como de recursos. Por otro lado, nadie sale indemne de una confrontación electoral. Pero los beneficios pueden superar a los costos. Especialmente porque exorciza de una buena vez el fantasma de tener a otro pingo de derecha corriendo en paralelo en la primera vuelta. Si los mata a todos en la primaria, Piñera se asegura correr en solitario representando los colores de su sector. Quizás tenga que agradecerle a Felipe Kast.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-11-14&NewsID=359430&BodyID=0&PaginaId=19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: