PIÑERA RECARGADO

por Cristóbal Bellolio (publicada en Las Últimas Noticias del 3 de Julio de 2017)

Se dio la lógica: Sebastián Piñera ganó la primaria y será candidato oficial de Chile Vamos. Sus números estuvieron dentro de los pronósticos: ganó con autoridad y en un proceso con alta convocatoria. Aunque sufrió un par de embates en la campaña, Piñera sale finalmente legitimado y fortalecido en su aspiración a La Moneda. Se acercó a los 60 puntos y le sacó 30 de distancia a su más competidor más cercano, el senador Manuel José Ossandón. Aunque no es tan abrumadora como la victoria de Bachelet en las primarias de la Nueva Mayoría en 2013, es igualmente contundente e inapelable.

Esta es apenas la segunda primaria presidencial de la derecha. En 2013, dividida entre Pablo Longueira y Andrés Allamand, consiguió que se manifestaran 800 mil personas. Piñera acaba de ganar una primaria –con final futbolística incluida- que supera el millón de participantes. Cuando su liderazgo al interior del sector fue desafiado, Piñera respondió con una demostración de fuerza a la altura.

Es la confirmación de algo ya sabido: desde que irrumpió a mediados de 2005 como candidato presidencial de RN en desmedro de Joaquín Lavín –especialmente después de ganarle esa primera vuelta- Sebastián Piñera ha sido durante 12 años el primus inter pares de la derecha chilena. Si alguna vez hubo sensación de simetría con el poder que ostentaba Jovino Novoa o el propio Longueira, desde hace más de una década que Piñera ejerce el liderazgo indiscutible del sector. Su calidad de ex presidente no fue un lastre. Por el contrario, lo potenció.

Una vez que Piñera deje de ser opción, la derecha tendrá la difícil de tarea de parir un líder con estatura presidencial. El segundo lugar de Ossandón lo deja en posición expectante. El ex alcalde de Puente Alto debe decidir entre “domesticarse” y establecer un nuevo trato con el establishment de la derecha –partiendo por apoyar irrestrictamente a Piñera- o seguir desarrollando el personaje crítico y supuestamente renegado de su tribu cultural. Como sea, con este resultado Ossandón les sacó cuerpos en la línea de sucesión a todos los integrantes de la vieja patrulla juvenil y los coroneles. Es la figura electoralmente más poderosa de la derecha después de Piñera. Más complejo de interpretar es el tercer lugar de Felipe Kast. El diputado de Evópoli ganó en conocimiento nacional y estima intelectual en ciertos círculos sociales, pero quedó lejos de Ossandón. No queda con la primera chance para representar a la derecha en 2021. Tampoco obliga a Piñera a reconocerles más importancia política de la que sus votos sugieren.

Link: http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2017-07-03&NewsID=376495&BodyID=0&PaginaId=46

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: